El Clima

Aguilar es un pueblo serrano, de la sierra del Pobo, y se encuentra a más de 1.300 m de altitud. Viéndolo nadie lo diría, uno se espera a esa altura el típico paisaje alpino de los Pirineos o la Cordillera Cantábrica. En cambio, en esta zona predominan las muelas, los altiplanos, los barrancos y las hoces. Eso sucede porque el Sistema Ibérico, donde se ubica, es un relieve antiguo y erosionado, por lo que los pueblos pueden estar a tanta altura, a diferencia de las cordilleras alpinas, donde suelen levantarse en el fondo de los valles. Por darte un detalle y que puedas fardar cuando juegues al Trivial, de los tres pueblos —capital de municipio— más altos de España, tres se encuentran en Teruel: el primero, Valdelinares (1.692 m), el tercero, Griegos (1.601 m).

Ser un pueblo serrano significa tener aire sano, limpio —limpísimo—, frío en invierno —nevadas que te dejan atontado de lo bonitas que son y pistas de esquí a solo 35 km (en Valdelinares precisamente)— y unos veranos en los que eres incapaz de imaginar en qué lugar puedes estar más a gusto. Otra peculiaridad de estas sierras del Sistema Ibérico es que las precipitaciones no son muy abundantes, por lo que hay muchos días de sol al año, un sol que en Aguilar se aprovecha a conciencia: en la redolada se le conoce por el “solanar de la sierra”. Eso es por la orientación Sur del casco urbano, mirando a la vega del Alfambra y a la sierra de Gúdar al fondo. Es un sol que nos viene de perlas para pasar el invierno. Y si hablas del sol no puedes dejar de hablar de la luz de Aguilar, que con un cielo tan limpio y diáfano, es intensa y hace que en los atardeceres (2) (3) te sientas minúsculo ante una luz que incendia hasta la última roca.

De todas formas, que sea una zona de sierra con pocas precipitaciones no significa de Aguilar sea un pueblo seco. Ni mucho menos. Pasa el Alfambra (2) (3), que le da el apellido al pueblo y es el principal afluente del Turia. Es un río vacilón, de pronto parece que no hay corriente, aunque sí la hay, y el agua desaparece y resurge más adelante, sobre todo en verano… En realidad el río sigue estando ahí, bajo tierra. También hay fuentes, muchas fuentes. ¿Alguien diablos sabe exactamente cuántas fuentes hay en el pueblo? Fuenduriente, Fuen del Hontanar, Fuen de Enguilas, Fuentapada, Fuen del Degollao, El Pocico, Cañaseca, Cerrado Galindo, Fuenredonda, así hasta más de veinte y, de entre todas, por supuesto, la del Bacio. Da un agua de manantial que no solo nosotros apreciamos, porque —modestia aparte— vienen de todos los pueblos de alrededor para llenar garrafas con ese agua. Por algo será.

Campaña de recogida de teléfonos móviles para colaborar en la conservación y recuperación del chopo cabecero

Jiloca en la onda – LAT
I Fiesta del Chopo Cabecero
Aguilar en La Sexta
Presentación sobre Aguilar
Vídeo de Aguilar
Semana Medio Ambiente
Entrevista la Ventana Radio Zaragoza
E. A vivir que son dos días
E. A Vivir Aragón
Entrevista en A Vivir Aragón’‘ en Radio Zaragoza con Miguel Mena. Programa emitido el Sábado 07 de abril de 2012 en Radio Zaragoza. Minutos 15:40-20:45
Pequeños pero no invi…
Aparición en Pequeños pero no invisibles’‘ de Antena Aragón